20.10.05

Un Cuento Manifiesto

Había Una Vez... un grupo de personas que querían construir un espacio para desarrollar actividades creativas. Unas actividades para ellas y para otra gente. Un espacio independiente, sostenido fundamentalmente por sus propias cuotas. Una gente que creía que en nuestro entorno había pocas oportunidades para las iniciativas que pudieran ir más alia de lo convencional, mas alia de lo oficial, más allá de esa ¡dea de que esforzarse por algo de este tipo es demasiado complicado o, simplemente, no vale la pena. Unas personas que sabían que otras podrían compartir su sueño.

Y pasaron días, y encontraron un local. Y pasaron semanas, y lo fueron transformando. Y pasaron meses, e invirtieron espíritu y materia en darle forma a ese sueño, mientras el tiempo ayudaba pasando, como siempre, pasando...
hasta que...

Hay, de Una Vez... un espacio donde montar exposiciones, y teatro, y conciertos, y talleres, y debates, y todos aquellos proyectos que cualquiera de los miembros considere valiosos y quiera promover y apadrinar. Y hay un reguero de actividades propuestas y otras por proponer. Y hay un cálido espacio para la frescura de las ideas propias y ajenas. Y hay CIELO y FUEGO, y CIELO y LAGO y VIENTO, y hay CIELO y CIELOy CIELO...

porque...


Habrá, por Una Vez... -ése es nuestro propósito- aquí mismo, en Telde, una oportunidad para la independencia de criterios; una ocasión para la poesía, para el despliegue del ritmo y el aroma de la vida; un futuro para los deseos ...; un espacio para las mentes, para los cuerpos y las almas. Un Salón que ha nacido sólo como un nombre y que, entre todos y todas, iremos apellidando según en lo que soñemos.



Y colorín, colorado,
este cuento comenzó...
y apenas ha comenzado.
El Cascajo (Telde), 8 de junio de 2001

1 comentario:

Michelle dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.